Imagina poder preparar los ingredientes y dejar tu olla programada por la noche o antes de salir de casa y cuando llegues de trabajar… ¡tachán! La comida esté lista y calentita

¿Suena bien verdad…? Pues es perfectamente posible gracias a las ollas programables, un pequeño electrodoméstico que te ayuda a organizar mejor tu tiempo para cocinar recetas saludables y no tener que recurrir a la insana comida procesada.

Son, sin duda, una de las mejores alternativas (y desde luego la más económica) si vas justa/o de tiempo para cocinar, pero quieres que tu alimentación y la de los tuyos sea sana y nutritiva.

Lo complicado aquí es elegir… Pero de eso nos encargaremos luego. Vamos a empezar por ver brevemente qué es exactamente una olla programable y los distintos tipos que existen. Así las diferenciarás desde el principio y te resultará infinitamente más sencillo saber cual necesitas.

¿Qué es una olla programable?

Básicamente es una olla eléctrica que se puede programar para que cocine la comida y la tenga preparada a la hora que te interese. 

En algunos sitios verás que las llaman robots de cocina, y aunque es cierto que ambos electrodomésticos permiten cocinar los alimentos, no debes confundirte, los robots, además de cocinar, procesan los alimentos. 

Si te interesan descubrir los robots de cocina que más triunfan, échale un ojo a nuestro artículo sobre los mejores robots de cocina del año.)

Con una olla programable, del procesado te tienes que encargar tú y esa es una de las razones por las que, en general, son más económicas que los robots de cocina. 

Ahora vamos a ver los tipos de ollas programables que puedes encontrar y en qué se diferencian unas de otras:

  • Ollas programables a presión: son como las ollas express de toda la vida pero eléctricas y con botones. Se pueden programar para que cocinen las recetas a la hora que quieras. Dependiendo del modelo incluirá funciones como cocinar al vapor, cocción lenta, etc.
  • Ollas programables de cocción lenta: tienen forma de cazuela y solo hacen la función de cocción lenta. Suelen ser las más baratas.
  • Ollas programables multifunción: estas son las más completas porque hacen todo tipo de funciones (cocer, guisar, cocción lenta, al vapor, etc), excepto cocinar a presión, ya que no son ollas express.

Aclarado esto, vamos a ver las ollas programables más demandadas, que son, precisamente, las que más éxito tienen entre sus usuarios.

Las 5 mejores ollas eléctricas programables de 2024

5. Newlux 5L

Crear comparativa

Newlux 5L - en stock

Potencia: 700W
Capacidad: 5 litros
Comensales: 4-5
Programas automáticos: 8
Recetas guiadas:

Olla económica, ideal para los que quieren su primera olla programable.

Vamos a comenzar con un modelo básico y barato, pero que incluye lo necesario para cocinar tus recetas y que te encuentres la comida recién hecha cuando vuelvas a casa, que es de lo que se trata.

Está disponible en blanco y negro, y, a pesar de que la Newlux de 5L es un modelo económico, su bol es de 5 litros, así que se puede preparar perfectamente la comida de una familia con 2 hijos. 

Su funcionamiento es muy simple: introduces los ingredientes, seleccionas uno de sus 8 programas automáticos o ajustas el tiempo de cocción y la temperatura a tu gusto, y le dices cuando quieres que la cocine, permite un máximo de 24 horas. 

Algo bastante práctico, sobre todo en las ollas programables a presión, es que cuando echas los ingredientes o sacas la comida, la tapa se sostiene por sí sola y no tienes que dejarla en la encimera.

Tener un precio ajustado no le impide incluir accesorios como el vaso medidor, un cucharón, y una espátula. Además, te puedes descargar una una app con recetas para dar y regalar. No está nada mal para un producto que cuesta menos de 60€.

Para terminar, decir que obviamente, como es un producto económico, le faltan algunas prestaciones y la calidad de materiales no es top, pero no por ello deja de ser una buena olla para los que nunca han tenido una de estas en su cocina.

Pros:

Precio económico.
Alcanza temperatura suficiente para poder freír suave.
App con recetas.

Contras:

Los materiales no son de gran calidad.
Los botones de las funciones vienen en inglés.

4. Russell Hobbs Compact

Crear comparativa

Russell Hobbs Compact - en stock

Potencia: 160W
Capacidad: 3,5 litros
Comensales: 4
Programas automáticos:
Recetas guiadas:

Olla de cocción lenta con excelente relación calidad-precio.

Como decían nuestras abuelas, “las comidas más sabrosas son las que se cocinan a fuego lento”. Pues precisamente eso es lo que hace la Russell Hobbs Compact, una olla de cocción lenta que por su calidad y buen precio es una de las mejor valoradas de su clase.

La cocción lenta no es solo una moda pasajera; es una manera de cocinar muy utilizada en los mejores restaurantes porque conserva todos los nutrientes y potencia el sabor de los alimentos. 

Está disponible en 3 tamaños: 2- 3, 5 y 6 litros, con capacidad para 2, 4 y 8 personas respectivamente. Todas pueden presumir de acabados duraderos en acero inoxidable cepillado de buena calidad, que con poco que las cuides, lucirán perfectas aunque pase el tiempo. 

Eso sí, ojo con la cazuela extraíble. Es de cerámica y si no la tratas con mimo, es fácil que pueda romperse si se lleva algún golpe si la metes en el horno o al limpiarla.

Su funcionamiento no puede ser más sencillo: solo debes seleccionar una de sus 2 temperaturas de funcionamiento, o activar la función para que mantenga la comida caliente. En este modelo, el tiempo no se puede programar. 

En resumen, una olla de cocción lenta básica pero con buena relación calidad-precio ideal para los que quieren llevar una alimentación saludable y sabrosa.

Pros

Acabados en acero inoxidable cepillado.
Precio económico.

Contras

La cazuela de cerámica es delicada.
No se puede programar el tiempo de cocción.

3. Gridinlux 

Crear comparativa

Gridinlux - en stock

Potencia: 1000W
Capacidad: 6 litros
Comensales: 6
Programas automáticos: 14
Recetas guiadas:

Opción versátil para familias numerosas a las que les gusta comer variado y rico.

Este modelo de olla programable a presión es capaz de preparar recetas gourmet en tiempo récord conservando todo el sabor con la que conquistar el paladar de tu familia e invitados. 

Por sus prestaciones, esta Grindinlux es perfecta para personas a las que no les gusta demasiado cocinar, pero que no quieran renunciar a las recetas de toda la vida. Su buena capacidad, permite preparar raciones para 6 personas, de sobra para una familia con hijos o parejas que quieran cocinar de golpe para varios días.

Su sistema Smart Chef hace posible programar la olla con 24 horas de antelación. Se trata de un sistema inteligente que se encarga de encenderla, cocinar lo que le hayas dejado dentro, y apagarla cuando termina, todo sin que ni siquiera tengas que estar en casa. Y lo mejor, puedes memorizar tus recetas más habituales y que las prepare solo pulsando un botón. 

Nos sorprendió positivamente su pantalla táctil. Es grande y funcional, pero sobre todo sencilla de manejar, gracias a que todos los botones y configuraciones vienen en español, y eso siempre evita errores a la hora de programar correctamente la olla.

Es verdad que no es barata y que el manual de instrucciones podría ser más completo, aunque lo compensa con sus 14 programas automáticos de cocinado: carnes, pasta, pescados y hasta bizcochos en un plis y con solo pulsar un botón.

Pros

Tiene una gran pantalla táctil en español.
Tiene 14 programas automáticos y memoriza recetas.
La cubeta es apta para lavavajillas.
Se enciende y se apaga automáticamente.

Contras

No es precisamente barata.
El manual de instrucciones podría ser más completo.
Por lo que cuesta podría tener app con recetas.

2. Moulinex Maxichef Advanced

Crear comparativa

Moulinex Maxichef Advanced - en stock

Potencia: 750W
Capacidad: 6 litros
Comensales: 4-5
Programas automáticos: 15
Recetas guiadas:

La multifunción más vendida y con las mejores críticas de sus usuarios.

Ahora es el turno de algo más que una simple olla programable: es lo más parecido a un robot de cocina que puedes encontrar. Nos parece el modelo ideal para los que buscan un producto muy completo. De hecho, con la Maxichef Advanced, podrás cocinar (casi) cualquier cosa.

Si lo puedes imaginar, esta olla lo puede cocinar: primeros y segundos platos, postres, comidas para tu bebé, cremas, panes… Puedes usar uno de sus 15 programas automáticos o 45 funciones de cocinado, o puedes poner manualmente la temperatura y el tiempo y personalizar tu receta.

Debes tener en cuenta que al ser una olla multifunción, no cocina a presión y no es tan rápida cocinando. 

Sin embargo, eso no es problema ya que la puedes programar para que haga la receta durante la noche y que después la mantenga caliente, ya que esta función se puede ajustar hasta 24 horas

El bol es antiadherente y tiene forma esférica para conseguir que todos los ingredientes se cocinen por igual y nada quede a medio hacer. Su capacidad es suficiente para preparar la comida de una pareja con 2 críos.

Como accesorios incluye un cestillo para cocinar al vapor y 2 cucharas, una para remover y otra para servir. También trae un libro recetas bastante básico, aunque como es una olla tan popular, internet está lleno de recetas de todo tipo.

En resumen, una apuesta segura porque se trata de una olla multifunción que ha sido validada por un gran número de usuarios que dicen maravillas de ella.

Pros

Hasta 45 funciones de cocinado.
Función mantener caliente programable hasta 24 horas.
Las partes extraíbles se pueden lavar en el lavavajillas.
Hay una gran comunidad de usuarios en internet que suben recetas y trucos para cocinar con la olla.

Contras

Es más lenta que las ollas a presión.
El libro no tiene muchas recetas.

1. Cecotec GM modelo H Deluxe Fry

Crear comparativa

Cecotec GM modelo H Deluxe Fry - en stock

Potencia: 1000W
Capacidad: 6 litros
Comensales: 5-6
Programas automáticos: 16
Recetas guiadas:

La favorita de los que buscan el asistente de cocina perfecto.

Con las GM, Cecotec fue pionera en introducir en nuestras cocinas este tipo de ollas. Su GM modelo H Deluxe Fry, es su joya de la corona y vamos a repasar en un momento todo lo que ofrece, que ya te adelanto que no es poco.

Para empezar, es una auténtica “2 en 1”. Es la única del mercado que además de cocinar de infinidad de formas, (hasta 27), ofrece la posibilidad de freír sin aceite. Así que si no aun no tienes freidora de aire, eso que te ahorras.

Para ello viene con 2 tapas: la clásica de las ollas GM con cierre y válvula de presión de seguridad, y otra para utilizarla como freidora sin aceite. En ambos casos los alimentos se cocinan en su cubeta antiadherente, que tiene capacidad para preparar comida para una familia numerosa.

Si ya tienes freidora de aire o por lo que sea prefieres solo olla programable, esta versión no incluye el accesorio para freír.

Ya se sabe que este tipo de ollas suele consumir bastante energía, pero los chicos de Cecotec han incluido un modo ECO con el que ahorras hasta un 50% de electricidad al preparar tus recetas, algo super positivo con los precios de la energía disparados y que nos parece un punto muy a tener en cuenta en los tiempos que corren. 

Otro apartado que cautiva a los que eligen este modelo es que al comprarla, te dan acceso a la comunidad Cecotec, donde tienes recetas para aburrir, de forma que nunca te quedas sin ideas para sorprender a los tuyos. 

Y gracias a los 14 sistemas de seguridad con los que cuenta, la seguridad al cocinar está asegurada, valga la redundancia. 

Una función que nos encantó, y nos pareció súper acertada y práctica es que no hace falta adaptar el tiempo de cocción a la cantidad de comida que quieras preparar, la olla tiene un sistema que se encarga de ajustarlo automáticamente. 

En fin, una olla superventas con un precio acorde con lo que ofrece y al alcance de casi todos los bolsillos, con funciones avanzadas y acceso a una gran comunidad con cientos de recetas.

Pros

Olla programable y freidora sin aceite, 2 en 1.
Modelo superventas.
Balanza de precisión en la cubeta.
Recetario e instrucciones en español.
Gran comunidad con infinidad de recetas.

Contras

La cubeta no es cerámica.
Es un poco voluminosa.

Cómo elegir la mejor olla programable (sin que tu cabeza se convierta en una olla exprés)

¿Te has encontrado alguna vez dando vueltas en la cocina como un guiso a fuego lento mientras intentabas atender tres ollas al mismo tiempo? ¿O has anhelado el poder de detener el tiempo, solo para poder preparar la cena en medio de un ajetreado día? Si es así, una olla programable te puede solucionar la vida, pero…

¿Cómo saber cuál es la mejor olla programable sin que sea tu cabeza la que acabe como una olla a presión? ¡Para nada! Acompáñame y te garantizo que saldrás sabiendo exactamente lo que necesitas. Coge tu delantal y pongámonos manos a la obra.

¿Cuál es la mejor olla programable para ti?

Al principio hemos visto los tipos de ollas programables que tienes en el mercado, ahora vamos a ver cual puede encajar contigo en función de tus necesidades.

Olla a presión programable: es la prima sofisticada de la tradicional olla a presión que muchos de nosotros conocemos. No solo acelera los tiempos de cocción gracias a su mecanismo de presión, sino que también te permite programarla con antelación. Imagina tener un cocido listo en menos de una hora sin tener que vigilarlo constantemente. Si siempre vas con prisa, puede ser tu mejor aliada.

Olla de cocción lenta programable: ¿te encanta el sabor de los platos que han estado haciendo chup chup durante horas? Entonces una olla de cocción lenta programable es la elección para ti. Perfecta para guisos, estofados y hasta postres, sacará a relucir los sabores más intensos de tus alimentos. Y lo mejor es que puedes programarla para que empiece a cocinar incluso cuando estás fuera de casa. Cuando vuelvas, te recibirá el aroma de una comida deliciosa esperándote.

Olla multifunción programable: la olla multifunción programable es la navaja suiza de las ollas programables. Es capaz de asumir la función de una olla a presión, una de cocción lenta, y mucho más. Puedes hacer arroz, yogur, estofados, y hasta pan en algunos modelos. Si te gusta la versatilidad y tener una multitud de opciones al alcance de tu mano, esta es la olla programable que estás buscando. No solo es una maravilla multitarea, sino que también te ahorrará espacio en la encimera de la cocina. 

¿Olla programable o robot de cocina?

Este es un dilema que podría desvelarte algunas noches. En una esquina del cuadrilátero, tenemos a la olla programable, una experta en hacer maravillas con tu comida sin apenas supervisión. En la otra esquina, está el robot de cocina, un maestro culinario capaz de picar, batir, amasar y hasta cocinar. ¿Quién se lleva el cinturón de campeón?

La respuesta, desde mi punto de vista, depende de tus necesidades y preferencias personales. Si lo tuyo es la practicidad y te encanta la idea de añadir los ingredientes, programar la cocción y olvidarte, entonces la olla programable es tu compañera ideal. Además, suele ser más económica que un robot de cocina.

Ahora bien, si buscas un aparato que te ayude a realizar diversas tareas culinarias y no te importa supervisar un poco más el proceso de cocción, entonces el robot de cocina podría ser la opción para ti. Este es un auténtico todoterreno, aunque su precio suele ser más elevado.

Recuerda, no hay una respuesta única. Como en la cocina, todo es cuestión de gustos.

Pros y contras de usar una olla programable

Todo en esta vida tiene sus luces y sus sombras, y las ollas programables no iban a ser la excepción. Vamos a echar un vistazo a los aspectos positivos y negativos de tener una en tu cocina.

Pros:

  1. Comodidad: ¿te gustaría tener la cena lista cuando llegas a casa después de un largo día de trabajo? Las ollas programables pueden hacer eso por ti. Solo tienes que programarlas con antelación y se encargarán del resto. ¡Adiós a la comida rápida en días atareados!
  2. Diversidad de platos: con una olla programable puedes hacer desde un arroz perfecto hasta un estofado jugoso o un postre delicioso. ¡El límite es tu imaginación!
  3. Ahorro de tiempo: las ollas programables te permiten cocinar mientras haces otras cosas, lo que te ahorra un tiempo precioso que puedes dedicar a tus aficiones, a tu familia o a ese libro que llevas meses queriendo leer.

Contras:

  1. Tiempo de aprendizaje: al principio, puede que necesites un poco de tiempo para acostumbrarte a tu nueva olla programable y aprender a usarla de manera eficiente. Pero no te preocupes, ¡pronto te convertirás en un experto!
  2. Precio: algunas ollas programables pueden ser un poco caras, especialmente si optas por modelos con muchas funciones. Pero, en nuestro caso consideramos que es una inversión a largo plazo que puede ahorrarte dinero en pedidos de comida o en comer fuera de casa.
  3. Tamaño: algunos modelos son un poco voluminosos, así que asegúrate de tener suficiente espacio en tu cocina a la hora de elegir tu nuevo juguetito.

En resumen, como siempre, hay que sopesar los pros y los contras para ver si una olla programable encaja en tu vida y en tu cocina. Pero, si me preguntas, las ventajas superan con creces a los inconvenientes

Claves a tener en cuenta para elegir la mejor olla programable

Has llegado hasta aquí porque estás convencido de que una olla programable va a ser la alegría de tu cocina, ¿me equivoco? 

Pero antes de lanzarte a tu búsqueda de la mejor olla programable para ti, ten en cuenta estas claves para escogerla. 

Modos preestablecidos

Las ollas programables suelen contar con distintos modos de cocción preestablecidos. Los más comunes incluyen la cocción a alta presión, cocción a baja presión, cocción lenta, salteado, cocción al vapor y mantener caliente. Cuantos más modos, más versátil será tu olla, pero recuerda, no siempre “más” significa “mejor”. Elige una olla que tenga los modos que realmente vas a utilizar.

Funciones

Algunas ollas programables vienen con funciones adicionales, como inicio retardado o programas de cocción personalizados. De nuevo, asegúrate de que esas funciones van a ser de utilidad para ti antes de pagar más por ellas.

Tamaño y capacidad

El tamaño de la olla programable que necesitas depende de cuántas bocas tengas que alimentar. Si solo cocinas para ti o para dos, una olla de 3 a 4 litros debería ser suficiente. Pero si tienes una familia numerosa o te gusta cocinar en grandes cantidades, puedes optar por una olla de 6 a 8 litros.

Accesorios

Algunas ollas programables vienen con accesorios útiles como vaporeras, bandejas para freír o revestimientos antiadherentes extraíbles. No son imprescindibles, pero pueden hacer tu vida culinaria un poco más fácil.

Facilidad de uso

Asegúrate de que la olla programable que elijas sea fácil de usar. Debería tener una interfaz intuitiva y un manual de instrucciones claro. ¡No queremos que tu nueva olla se convierta en un quebradero de cabeza!

Limpieza

Otro punto a tener en cuenta es la facilidad de limpieza. Algunas ollas tienen partes extraíbles que se pueden lavar en el lavavajillas, lo que te ahorra tiempo y esfuerzo.

Seguridad

Por último, pero no menos importante, la seguridad es primordial. Verifica que la olla programable que elijas tenga mecanismos de seguridad adecuados, como válvulas de liberación de presión, bloqueos de tapa y apagado automático.

Y aquí acaba nuestro práctico paseo por el mundo de las ollas programables. Ya sea que te decantes por la funcionalidad de una olla a presión programable, la paciencia angelical de una olla de cocción lenta programable, o la versatilidad de una olla multifunción programable, te aseguro que esta será una adquisición culinaria que cambiará tu vida.

Recuerda, la clave para elegir la mejor olla programable es conocer tus necesidades, tu estilo de vida, y tener en cuenta las características que realmente te importan. Y por supuesto, no olvides que, a veces, la mejor olla es simplemente la que te hace sonreír cuando llegas a casa y hueles esa deliciosa comida que ha estado cocinándose lentamente mientras tú te dedicabas a otros menesteres.

Espero que esta guía te haya sido útil. Ahora te toca a ti. ¡Atrévete a explorar las infinitas posibilidades que ofrece la olla programable! Y recuerda, sea cual sea tu elección, disfruta del viaje culinario, porque, después de todo, cocinar no es solo una necesidad, es un arte. ¡Bon appétit!

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 5)
Lola

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *